viernes, 11 de diciembre de 2020

De poco sirvieron sus buenos números del 2020

De poco sirvieron sus buenos números del 2020 y el porcentaje positivo que ostenta en el banquillo de La Máquina. La humillación que sufrió en las Semifinales del Guard1anes ante Pumas lo cambió absolutamente todo. Robert Dante Siboldi depende de una gran participación en la Concachampions que está por reanudarse en próximos días. Cruz Azul necesita un papel perfecto, llevar a La Noria el trofeo de campeón como mejor equipo de la zona, concretar su pase al Mundial de Clubes y esperar los cambios radicales que habrá en la institución tras el fracaso en el Guard1anes. Después del 0-4 en CU, que los eliminó de todas las posibilidades por la novena estrella, el técnico charrúa se culpó de la derrota celeste en conferencia de prensa. Los altos mandos cementeros escucharon sus palabras y pensaron en su destitución inmediata, pero la premura de otro certamen en puerta los hizo esperar. José Antonio Marín y Víctor Manuel Velázquez como presidentes del Consejo de Administración y Vigilancia de la Cooperativa Cruz Azul quisieron tomar cartas en el asunto, pero Jaime Ordiales abogó por el timonel uruguayo. La idea de participar en la Concacaf con Joaquín Moreno como interino no estuvo en planes. En el 2020, La Máquina pitó fuerte. Disputó un total de 31 partidos de Liga en el año con un balance positivo de 18 triunfos, tres empates y 10 derrotas, pero en el Olímpico Universitario frenó de golpe, chocó con un felino y fue ahí cuando todos los sueños volcaron de fea forma.